AMIGOS DEL MISTERIO Y RIVALES DE LO INTELIGIBLE

Después del atardecer y antes del anochecer, justo ese era su momento para procurarse, consentirse y amarse. Los minutos transcurrían acorde al ritmo de su respiración y a mayor agitación suya, antes culminaba su momento.  

La paz a sus guerras, la placidez y la despreocupación de un domingo, todo eso representaba ella para él. Él, dueño de una extravagancia única, se había convertido en una rareza imposible de no amar.

Amigos del misterio y rivales de lo inteligible, eso eran. Habían perdido ya la cuenta de los universos que hasta ese entonces habían creado. Brincaban de un mundo a otro hasta el cansancio y una vez habiendo terminado, él la dejaba partir.

Sabía que su amada aborrecía las ataduras y que fácilmente pasaba del encanto a la aversión. Prefería poseerla un instante en lugar de no tenerla en perpetuidad. Sabía que no era suya, pero que a su vez ella a nadie le pertenecía y eso de alguna manera su corazón aliviaba.

Otras publicaciones

RENUNCIA

Mostrarse tal y como era. Qué sentido tenía que ella lo hiciera si él sólo veía lo que quería ver…

Keep reading

VIEJO AMIGO

Durante mucho tiempo fuiste mi resguardo favorito y resulta inverosímil que, a pesar de los años y daños, regreses a…

Keep reading

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s